La Fórmula 007

Mucho ha pasado desde el lanzamiento de Dr. No en 1962 hasta ahora, que acabamos de ver Spectre. Han sido 24 películas de Bond en poco más de 5 décadas, cada una de estas películas con elementos que las hacen resaltar del resto, sin embargo, el éxito que ha tenido la historia de James Bond con el pasar de los años ha sido en gran parte a una fórmula probada y confirmada.

Al ver cada entrega de Bond hay ciertos elementos que nos hemos acostumbrado a esperar, elementos que se conjugan de diferentes formas para desarrollar la trama en cada película. Mujeres hermosas, escenas de acción, autos de lujo y locaciones exóticas, son sólo algunos que se mezclan para dar esa estructura básica que caracteriza cada película de James Bond. Desde que se apagan las luces en la sala de cine nos damos cuenta de esto, al empezar la secuencia inicial con el cañón de pistola siguiendo al espía en un traje negro perfectamente adaptado a la época, caminando aparentemente distraído hasta que voltea y dispara después de dar algunos pasos. Es entonces cuando entendemos realmente que estamos a punto de disfrutar de una verdadera película de 007. En la mayoría de las películas de James Bond la secuencia del cañón está al inicio del filme, pero con el inicio de la era de Daniel Craig como Bond ha habido mayor flexibilidad, dejándola incluso para el final de la película, como vimos en Quantum of Solace.

Casi tan icónicas como la secuencia inicial están las mujeres hermosas que rodean a Bond a lo largo del filme, mujeres diferentes que van desde representar un interés amoroso para el espía, ser una especie de femme fatale o incluso ser la contraparte femenina con mayor impacto en la historia, el centro de la atención de Bond. De igual forma tenemos a los villanos en cada historia, que justifican la razón de ser de 007, villanos cuyo principal propósito consiste en sacar del camino a James Bond. Desde las primeras películas han existido villanos que se han convertido en personajes memorables en la historia del cine, tal es el caso de Le Chiffre en el reboot de Casino Royale, interpretado por el actor danés Mads Mikkelsen. Sin embargo, el enemigo más emblemático en la historia de James Bond es el lider de Spectre Ernst Stavro Blofeld, no en vano ha sido el villano que ha aparecido la mayor cantidad de veces en las películas de Bond, lo hemos visto interpretado por diferentes actores en You Only Live Twice, On Her Majesty's Secret Service, Diamonds Are Forever y For Your Eyes Only. En el reboot de la serie el némesis de James Bond fue interpretado por el actor alemán Christopher Waltz.

Y finalmente, ninguna película de James Bond estaría completa sin una pieza musical que nos termine de sumergir en la historia del agente 007, canciones cargadas de melodías épicas con el toque exacto de nostalgia que sonará a medida que aparecen los créditos y en los momentos más vulnerables de Bond.